Noticias

TOSCA

Les recordamos que el próximo sábado 8 de marzo de 2014, a las 20.00 horas, tendrá lugar el estreno de la ópera Tosca de G. Puccini.


Giacomo Puccini: Tosca

Tosca se sitúa en Roma, en el año 1800. En concreto, los hechos se producen durante las 18 horas que van de la tarde del 17 de junio a la madrugada del día siguiente. El contexto europeo es el de la confrontación entre las monarquías europeas tradicionales y Napoleón, heredero de la Revolución Francesa. En el argumento de Tosca, estos dos conceptos de la sociedad los encarnan dos personajes: el partidario de la Revolución Francesa, Angelotti y el reaccionario barón Scarpia, jefe de la policía pontificia. 
En el centro del texto, está el amor que une a la cantante Floria Tosca y el pintor Mario Cavaradossi y que Scarpia quiere destruir. El policía, enamorado de Tosca, descubre que el amante de la cantante Cavaradossi ha ayudado a escapar al rebelde Angelotti, un hecho que convierte al pintor en un enemigo del estado pero también en su rival sexual. La venganza de Scarpia es lo que desencadena el drama. En este retablo de intrigas políticas y de pasiones lo que destaca  es la figura de Tosca, la mujer enamorada y vehemente que se enfrenta, a costa de su propia vida, a la corrupta crueldad del poder.     
El primer acto se sitúa delante del retablo que Cavaradossi pinta en Sant’Andrea della Valle, una iglesia donde Angelotti, prófugo,  se ha refugiado. Cuando llega Tosca, los dos amantes se declaran su amor. Cavaradossi huye de la iglesia para esconder a Angelotti en su casa. Scarpia lo descubre y ordena detenerles a ambos.
El segundo acto se sitúa en el despacho de Scarpia en el Palacio Farnese donde se está celebrando la supuesta victoria contra los franceses. Scarpia ordena a Tosca a ir a su despacho y ella allí escucha los gritos de Cavaradossi mientras les torturan. Cuando se quedan solos, Tosca pacta con Scarpia que, a cambio de su cuerpo, libere al pintor y les dé un salvoconducto para huir de Roma. Scarpia simula que cede pero de hecho ordena la ejecución del pintor. Tosca no se da cuenta y cuando ya tiene el salvoconducto asesina a Scarpia y huye.
El tercer acto se sitúa en el Castillo Sant’Angelo donde Cavaradossi, seguro de su muerte, canta su adiós a la vida. Cuando llega Tosca y le explica, los dos están seguros de su inminente libertad. Los policías, de acuerdo con las órdenes de Scarpia, fusilan a Cavaradossi y Tosca, antes de caer en sus manos, se suicida.
Puccini creó para Tosca una de les sus mejores partituras, con algunas de las arias más populares y vibrantes del repertorio, una excelente orquestación y un admirable sentido teatral en la línea del melodrama romántico italiano, pero con esas escenas de gran violencia dramática y musical tan características del verismo.

La dramaturgia de Paco Azorín para Tosca

Paco Azorín (Yecla, 1974) es uno de los directores y escenógrafos más prestigiosos del país y ha obtenido muchos premios por su actividad profesional.
Para la Tosca que se estrena en el Gran Teatre del Liceu, Paco Azorín ha diseñado tanto la dramaturgia como el decorado. Para cada acto ha creado una escenografía  diferente y específica que responde a su concepción de la obra. Esta concepción consiste en considerar Tosca como una obra construida a partir de un argumento, emocionante e intrigante, donde hay unos sentimientos y situaciones que no se pueden reducir a la anécdota argumental porque tienen un valor universal. Es decir, que expresan sentimientos comunes a todos los hombres de todas las épocas. El espectador se siente así atraído por el argumento –en este caso, por la mezcla de intriga política y de relaciones amorosas entre los protagonistas pero, gracias a la dramaturgia que aplica Azorín, pronto ve el sentido que esto revela. El argumento es simplemente el hilo conductor de la información dramática: la grandeza y la generosidad del amor enfrentado al egoísmo inmoral y cruel del poderoso. Para ello Azorín ha creado para el primer acto un espacio realista  centrado en el gran retablo que está pintando Cavaradossi. El segundo acto lo sitúa detrás del altar donde está el despacho de Scarpia.  Aquí la escenografía ya no es realista Scarpia, evidentemente, no tiene el despacho en la iglesia  sino que tiene la función de mostrar lo que hay detrás de los rituales romanos: la crueldad represora y la lascivia de Scarpia. En el tercer acto, todos los elementos referenciales desaparecen: el retablo se convierte en un pequeño turó que hace de patíbulo y en el centro del drama queda sólo el amor y el poder que constituyen el tema esencial de esta ópera. 
Esta opción de Paco Azorín responde a lo que sucede en cualquier gran ópera y en cualquier gran obra de arte, pero no es habitual verlo explícitamente expresado sobre el escenario. Por todo esto la nueva producción del Liceu nos ofrece una oportunidad muy valiosa, no sólo para valorar la trama de Tosca  sino para experimentar también su sentido.


En esta ópera contaremos con la dirección musical del maestro Paolo Carignani y con las voces de Sondra Radvanovsky/Martina Serafin/Fiorenza Cedolins, Riccardo Massi/Jorge de León/Alfred Kim, Ambrogio Maestri/Scott Hendricks/Vittorio Vitelli, Vladimir Baykov/Alessandro Guerzoni, Valeriano Lanchas, Francisco Vas/José Manuel Zapata, Manel Esteve, Dimitar Darlev/Pierpaolo Palloni y Elena Copons. También contaremos con la Orquestra Simfònica i Cor del Gran Teatre del Liceu y con el Cor Infantil Amics de la Unió de Granollers.

Esta ópera también se representará los siguientes días:

11, 12, 13, 14, 15, 17, 18, 19, 21, 21, 22 y 25 de marzo de 2014 a las 20h
9 de marzo de 2014 a las 18h
23 de marzo de 2014 a las 17h